Dominicana demanda por US$10MM porque guardias la desnudaron y le manosearon senos en cárcel


imageNUEVA YORK._ Janet Reynoso, una dominicana de 26 años de edad y que fue a la cárcel de Rikers Island a visitar a su marido Lewis Espinal, denunció que dos guardias femeninas de la prisión, la obligaron a desnudarse “y no estaban buscando contrabando”. Ella ha plantado una demanda por $10 millones de dólares contra el Departamento de Correcciones (DOC, inglés) y el municipio.
Reynoso, quien alega fue sacada de la línea por las carceleras para un supuesto examen “más profundo”, añade en una demanda contra el Departamento de Correcciones que ambas oficiales, al parece, estaban “sorprendidas” o “atraídas” por sus atractivos en los que recientemente se había hecho un implante.
“No sé por qué esto estaba ocurriendo. Entonces me di cuenta de que querían ver mi cuerpo “, dijo Reynoso en una entrevista con un tabloide local.
“Me operé en mayo; Tengo una liposucción y los implantes de mama “, agregó.
“Yo sabía que querían ver lo que había debajo de mi ropa, porque, al final del proceso, tuvieron el descaro de preguntarme quien me operó, el costo de la operación y si me dolía”, relató la dominicana.
Ella había ido a la penitenciaría tres veces a la semana desde que su marido, Lewis Espinal, fue encerrado por varios cargos, entre ellos imprudencia temeraria.
Está acusado de golpear a un peatón con su Mercedes Benz mientras huía de los policías en una calle del Alto Manhattan en julio.
Reynoso dice que en visitas anteriores, nunca había sido objeto de más de un registro en la cárcel y pedirle que pasara por el detector de metales.
Pero cuando se presentó al Centro de Detención George Motchan el 2 de octubre, el guardia que normalmente está de puesto, ignoró que ella no estaba allí, dejándola en manos de las dos oficiales.
Después de pasar por dos detectores de metales, Reynoso fue llevada a una sala de búsqueda, donde las dos mujeres le ordenaron desnudarse y la sometieron a un “registro extremo del cuerpo completo”, sostiene la demanda.
Cuando Reynoso protestó, las dos guardias la amenazaron con quitarle sus privilegios de visita por 45 días.
Reynoso dice que se vio obligada a permanecer desnuda y llorando, con las manos contra la pared, mientras las carceleras le hacían la búsqueda intrusiva.
Las dos guardias se turnaban para manosear sus pechos y apretarla cerca de las marcas de la cirugía reciente, alega la demanda.
“Yo tenía mis manos en la pared y estaban tocando mis pechos y moviéndolos”, dijo Reynoso. “Ellas tenían curiosidad sobre mi cuerpo.”
Los documentos judiciales presentados por la madre de dos hijos, residente en El Bronx, agregan que “La reclamante se sentó ahí llorando y fue interrogada por las oficiales respecto a su cirugía estética reciente.”
La notificación de la reclamación contra la ciudad $10 millones fue presentada el jueves por el abogado de Reynoso, Alan Figman, quien dijo que su cliente sufrió un trastorno de estrés postraumático y depresión.
El Departamento de Corrección no permite registros corporales de los visitantes y sólo permiten esas revisiones con el consentimiento firmado de los visitantes.
“Si bien no hacemos comentarios sobre litigios pendientes, el DOC tiene una política de tolerancia cero con respecto al maltrato a las visitas”, dijo un portavoz del Departamento de Corrección.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: