Los jovenes de hoy solo quieren dar “pelas” con Viagaras y otros estimulantes sexuales


Los médicos especialistas que tienen que ver con las afecciones del corazón y del cerebro, las dos máquinas más importantes que posee el cuerpo humano, están procupados por la gran cantidad de paros cardíacos y ataques cerebrales que están ocurriendo en personas de poca edad, y lo achacan al posible consumo de estimulantes sexuales, los cuales, según se ha determinado, algunos individuos mezclan con alcohol y otras sustancias.Como sabemos, hasta un simple

calmante que usted ingiera es un elemento que su cuerpo rechaza, aunque uno no se percata, pero para muestra basta un botón: las advertencias, contraindicaciones, efectos secundarios y reacciones que provocan los medicamentos, vienen incluidas en el paquete, y con esto laboratorios y médicos se protegen de cualquier percance que pueda ocurrirle al paciente.
Esto de querer darle unapela” o “etillaa la mujer no es asunto de ahora. Recuerdo que, laborando en una 
farmacia, allá por comienzo de los 80’s, en los días domingos iban muchos jóvenes bien vestidos, con buena pinta, bien “pepillitos”, como se dice, y pedían uno de los más famosos calmantes de la época . Me extrañaba el que estos mozalbetes fueran a una farmacia un domingo a pedir una pastilla para el dolor de cabeza, cuando su postura, elegancia y actitud no eran la de una persona que estuviera sufriendo esa molestosa sensación. Un día, por curiosidad, le pregunté a uno de ellos sobre el asunto y
 me dijo que el calmante, combinado con un bebida alcohólica u otro tipo de bebida, lo hacía “durar” más en el acto sexual. Gracias a Dios, nunca intenté probar este recurso.
Recuerdo también que algunos jóvenes iban y compraban un producto muy famoso para otro tipo de dolor. Investigué el asunto y uno de los clientes me dijo que el producto, si era aplicado en el pene, provocaba que el hombre dilatara la eyaculación. También, casi todos hemos escuchado hablar del chinito, el cual, estando ya bien adulto, fue que me enteré que era una especie de piedra que frotaba sobre el pene. Hubo un tipo que en vez de frotárselo, lo ingirió. Ya se imaginan ustedes cuales fueron las consecuencias. En fin, el dominicano siempre vive inventando y por eso han sido noticias dos casos de priapismo ocurridos en la ciudad de Santiago de los Caballeros, donde dos personas han estado a punto de que les amputen al mejor amigo del hombre, sin el cual muchos prefieren hasta no seguir existiendo.
Ahora bien, qué motiva que un hombre joven se vea precisado a utilizar estimulantes sexuales? Me atrevo a afirmar que no es la necesidad, sino que quieren demostrar que son buenos amantes, pero sucede y viene a ser que algunos creen que buen amante es aquel que dura mucho sin eyacular durante la penetración y que ésta, no sólo es la  parte más importante en un encuentro sexual, sino que es la única. Estos jóvenes no saben cuales son ni donde están las partes erógenas de la mujer, es más, ni las de ellos tampoco. Confieso que cuando joven tampoco lo sabía, hasta que recibí un curso sobre anticonceptivos y preservativos en la Asociación de Farmacias, si mal no recuerdo.
Estos carajitos de ahora sólo sopetean la comida. Sopetear es un término que utilizaban mis antecesores, y en este caso se referían a que uno probaba la comida, la removía y la dejaba que nadie se la podÌa comer luego. No soy experto en la satisfacción sexual de una mujer, y como una gran cantidad de hombres, podría tener deficiencias, pero estos muchachitos de ahora lo que quieren es subirse cual toro de casta en la mayor cantidad posible de mujeres en una semana y decir que hicieron el amor con tantas, quizás dejando a la mayoría insatisfechas. Y hay que decirlo: es muy difícil que un hombre antes de los 35 o los 40 llegue a preocuparse en gran medida por satisfacer a su pareja, y esto no lo digo yo, lo dicen los estudiosos de la actividad sexual, como por ejemplo la doctora Amalfis Noez, psicóloga y sicoterapeuta marital, que visita nuestro programa Ke Colmado los días miércoles de cada semana.
Muchos jóvenes de hoy, primero se beben un estimulante sexual, luego se dan una ingesta de alcohol y algunos son capaces de meterle al cuerpo otras sustancias, creyendo que con eso van a “matar”, como dice Aquiles Correa. Pero sucede y viene a ser que un estimulante no los convierte e buenos amantes. El que usted dure mucho, no le garantiza que la mujer lo perciba como el papaupa de La Matica. Claro, a menos que esté usted con una ninfomana o una perversa sexual.
El secreto está, dicen los expertos, en hacer sentir bien a quien esté a su lado, aunque existan algunas fallas. Mientras tanto, cualquier mujer que caiga en los brazos de estos muchachitos de hoy día, a los cuales no les gusta, como dicen algunos, bajar al pozo, que les tienen miedo o grima al monte de Venus, que no saben de caricias, que no tienen preámbulos, ni conocen de juegos sexuales, que muchos creen que la única parte erógena de una mujer es la vulva y que confÌan más en una pastilla que en las técnicas que aplican los grandes y buenos amantes, sólo va a ser pasada por las armas sin saber que la pasaron e irá a engrosar la lista de estos carajitos sopeteadores de comida, que pregonaran a boca llena: “A fulana le dí yo una pela”. 
PRENSA  ASOCIADA

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: