https://i2.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/c/c8/Jennifer_Lopez_and_Marc_Anthony.jpg/240px-Jennifer_Lopez_and_Marc_Anthony.jpgMarc Anthony se negó a grabar el reality show Q’Viva: The Chosen, que creó con su aún esposa Jennifer López, después de una pelea motivada por la nueva relación de la cantante con el bailarín Casper Smart. Esta es la información que publica la revista Star en su edición de esta semana, y que recoge la página radaronline.com.

Una fuente citada por la revista dijo que todo comenzó con una tensa llamada por conferencia que tuvieron Marc y JLo cuando ella estaba en Marruecos acompañada de su nuevo amor.

“Inevitablemente la discusión recayó en su nuevo novio (Smart) y como resultado, Marc tomó la decisión de no trabajar con Jennifer la semana pasada”, concluyó la fuente.

De acuerdo con lo reportado por Star, el cantante esperó que el avión privado con Jennifer abordo despegara del aeropuerto internacional de Casablanca, con rumbo a Perú, para llamar al creador de American Idol, Simon Fuller, y decirle que estaba considerando abandonar el proyecto. Y es que la compañía de Fuller es la que respalda el programa de la ex pareja, cuyo objetivo es buscar talentos de la música, el canto y el baile en varios países de América Latina.

Cuando Marc habló con Fuller, según la revista, le dijo que la razón por la que no viajaría a Perú y a Chile era “muy simple: JLo. No puedo trabajar con ella”, le dijo.

¿Acaso alguien se había creído el nuevo papel de Anthony, de ex pareja civilizada que acepta calmadamente que su aún esposa salga con otro hombre? Como dicen por ahí, el perro huevero, aunque le quemen el hocico. Y Marc tiene fama de ser sumamente celoso, como buen macho latino. Su amor propio está más que dañado en estos momentos, y están en juego millones de dólares que se han puesto a disposición del nuevo proyecto de televisión, por lo que los productores están desesperados por suavizar la tensión que hay entre él y JLo por razones económicas, informa radaronline.com.